fbpx

¿Qué es el pie cavo?

¿Qué es el pie cavo?

Se trata de una deformidad que se caracteriza por un aumento desmesurado de la bóveda plantar, junto con desviaciones del talón y dedos en forma de garra. La bóveda plantar es un arco que se compone de elementos óseos, ligamentosos y musculares del pie. Su función principal es la de amortiguar el impacto mientras estamos en marcha y la de permitirnos adaptarnos a las irregularidades del terreno. Cuando esto sucede el talón y los metatarsianos son las partes que soportan toda la carga.

Si bien es cierto que la quiropráctica no va a trabajar directamente sobre los pies, igual de cierto es que va a ayudarte muchísimo a prevenir y corregir la repartición de la carga de tu cuerpo para, de este modo, ayudarte a no sobrecargar otras articulaciones ni generar más problemas en otras zonas del cuerpo. Además, dado que los ajustes quiroprácticos descongestionan todo el sistema nervioso, que está llevando el impulso eléctrico al resto del cuerpo a través de los nervios (incluidos ligamentos, músculos y articulaciones), puede ser de gran ayuda para relajar toda esa estructura que se torna contraída por la malformación. El objetivo principal de la quiropráctica es ver al cuerpo como un conjunto completo en el que la afección de una de las partes afecta al todo y el todo afecta a cada una de las partes. Es por esto que, ante cualquier problema ligamentoso, articular, muscular, etc., es conveniente no solo examinar la zona afectada, sino el resto de zonas que pueden estar relacionadas para conocer el estado de las mismas. Si los pies cavos repercuten en la columna vertebral, los efectos pueden ser bastante más complejos y nocivos para el resto del cuerpo y el organismo.

Lo mejor que se puede hacer en estos casos es acudir al podólogo y al traumatólogo para que hagan la valoración necesaria y, además, acudir al quiropráctico para tratar de manera integral esta deformación de los pies y sus problemas músculo-esqueléticos asociados.

WhatsApp chat